CRISTIANO I.N.D.E.P.E.N.D.I.E.N.T.E.

José Nuéz Diéguez    “Seamos libres, lo demás no importa.” General José de San Martín Hoy, 9 de julio, la nación argentina cumple 200 años. Hay pocas cosas tan preciadas como la libertad. Aún en el campo espiritual agradecemos a Dios por la libertad de conciencia para ejercer nuestra adoración a Dios con total libertad. Fue el gran poeta mejicano Octavio Paz quien dijo que … Continúa leyendo CRISTIANO I.N.D.E.P.E.N.D.I.E.N.T.E.

JIM & ELISABETH ELLIOT

José Nuñez Diéguez.   2 Corintios 5.18-20  Wilmer McLean se había retirado de la Milicia de Virginia, Estados Unidos, y se había convertido en un exitoso comerciante de productos comestibles en el mismo estado de Virginia. Hizo lo posible para no involucrarse en conflicto que se avecinaba entre el Norte y el Sur de ese país, conocido luego como la Guerra Civil de Secesión (1861-1865). … Continúa leyendo JIM & ELISABETH ELLIOT

VIAJAR A PARÍS

Dentro de la Eglise du Dome hay una inmensa cripta de forma circular que ha sido excavada en el subsuelo; debajo de un alto y magnífico domo dorado “a la hoja”, está el suntuoso sarcófago  dentro del cual, en seis sucesivos ataúdes, uno adentro del otro, reposan los restos mortales del más grande soldado de Francia, del Petit Caporal, de Napoleón Bonaparte. {Nota del Editor: … Continúa leyendo VIAJAR A PARÍS

CIBERMUERTE

José Nuñez Diéguez Ese el título de un artículo publicado en el suplemento “Ideas” del diario La Nación de Buenos Aires del día domingo 7 de febrero de 2016. (http://www.lanacion.com.ar/1868278-el-ultimo-refugio-de-la-vida-eterna-internet)  Muy revelador en cómo se percibe la muerte en las redes sociales; y en nuestro mundo actual, global y pequeño. Nos tiene que servir para identificar en cómo el mundo percibe el más allá y … Continúa leyendo CIBERMUERTE

Repensando el Ateísmo

José Nuñez Diéguez “La historia que tengo que contar es la historia de los próximos dos siglos…Por largo tiempo nuestra civilización ha sido guiada, con una intensidad distorsionada década tras década hacia la catástrofe: en forma incansable, violenta, tempestuosa, como un río poderoso que desea terminar su jornada, sin pausa para reflexionar, así y todo, temeroso de reflexionar…Donde vivimos, pronto nadie será capaz de existir” … Continúa leyendo Repensando el Ateísmo

Querido Dr. King

John Piper Estabas en lo correcto cuando profetizabas, “Si las iglesias de hoy no captan el espíritu de sacrificio de la iglesia primitiva, serán… vistas como un irrelevante club social sin significado ninguno para el siglo 20”.  Pero hemos perdido más que el espíritu de sacrificio. Uno de tus herederos proféticos, Carl Ellis, ha dejado claro que “muchas iglesias para blancos y  negros se han … Continúa leyendo Querido Dr. King

Y si no, hermano

José Nuñez Diéguez  “Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua de oro que has levantado”. Daniel  3.18 Los mandos británicos tenían una clave secreta aquel verano de 1940 que serviría para avisar que estaban en peligro en caso de no poder evacuar las tropas que estaban encalladas en la costa francesa, precisamente Dunkerque. La clave … Continúa leyendo Y si no, hermano

SI ME SALVAS LA VIDA…

José Nuñez Diéguez Mayo de 1943, en el océano Pacífico, tres hombres estaban muertos para el resto del mundo. Solamente los tiburones los estaban buscando. A 1000 kilómetros de la isla de Hawai tres pilotos de guerra luchaban  por su vida. Uno de ellos es un atleta olímpico. Algunos piensan  que fue el primero en correr una milla en 4 minutos. Su nombre es Luis … Continúa leyendo SI ME SALVAS LA VIDA…

YO SÉ QUIEN SOY

José Nuñez Diéguez Quiero hablar de una de las trampas de la identidad: nuestras relaciones. Así como Dios nos creó para ser exitosos trabajadores, así también Dios nos creó para ser seres sociales. Su plan, desde el día uno, era que vivamos en relación significativa con otras personas. Es una de las razones por la que Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté … Continúa leyendo YO SÉ QUIEN SOY

COMPASIÓN Y TRIPAS

Mateo 9. 35-38

Neil Cole

neil cole_CultivarLa verdad es que la compasión no puede ser impuesta; es algo que viene desde dentro. De hecho, la palabra “compasión” usada por Jesús en este pasaje literalmente significa “entrañas”—algo que sientes en tus tripas. La compasión, la compasión verdadera, no viene por decreto legal. Es un sentimiento natural que se siente en tu estómago y se refleja en tus ojos, tus palabras, y tus acciones.

¡Hace falta “coraje” para ocuparse de los perdidos! No puedo aceptar que si amamos a Jesús nos sentaremos a broncearnos mientras millones alrededor nuestro se ahogan. Creo que la razón de no sentir compasión es que realmente no vemos a las multitudes ahogándose. Necesitamos recuperar la compasión que Jesús sintiera en Sus tripas cuando se tomó el tiempo de ver las multitudes.

Hay veces cuando intencionalmente voy a un shopping o a un restaurante lleno de gente y simplemente me pongo a mirar las multitudes pidiéndole al Señor que rompa mi corazón. Puede llevar un tiempo, pero el Espíritu Santo comienza a abrir mis ojos a la gente perdida que están desvalidos. Son ovejas sin pastor. No se dirigen simplemente al otro negocio del shopping, sino a una eternidad sin Cristo.

En última instancia, tu iglesia es tan buena, como lo sean sus discípulos
En última instancia, tu iglesia es tan buena, como lo sean sus discípulos

Fue en este contexto que Jesús identificó aquello que nos falta para que veamos la gran cosecha de almas (Mateo 9.37). Nos dijo dónde debemos ir para encontrar lo que necesitamos. Pero primero, tómese un momento para ver lo que no dijo. Jesús no dijo, “La mies es mucha, pero los dólares son pocos”. Tampoco dijo, “La mies es mucha, pero las propiedades son muy caras”. No dijo, “La mies es mucha, pero lo que necesitamos es el último libro de auto ayuda o un programa práctico”. No, el ingrediente faltante no son las 4P de las iglesias: los Pesos, Propiedades, Parkings para autos, o Programas. Jesús dijo, “La mies es mucha, pero lo obreros son pocos”. Fue claro al decir que son los “obreros” los que estaban faltando. Con obreros podemos tener una mies. ¿Dónde los vamos a encontrar? ¿Colegios bíblicos  o seminarios? ¿Ministerios paraeclesiasticos? ¿La escuela de negocios de Harvard? ¿Iglesias? No, ninguna de esas respuestas está de acuerdo con el pasaje. El lugar donde encontrar obreros para levantar la mies son nuestras rodillas ante el trono de Dios. Jesús dijo, “Rogad al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9.38).

La cosecha comienza con oración al “Señor de la mies”. Jesús no solo identifica lo que falta, y dónde encontrarlo, sino que nos da un gran ejemplo de cómo encontrar obreros para la cosecha. Los llama de la cosecha misma, los empodera y los envía a la misma cosecha como obreros para que hagan las mismas cosas que el modeló para ellos. Jesús multiplicó Su ministerio. En este pasaje de la Escritura, Mateo, el autor de este evangelio, es un gran ejemplo. En el verso nueve de este capítulo, Jesús llama a Mateo para que le siga dejando las mesas de cobradores de impuestos. En los versos 37-38, le pide a Mateo que ore por obreros que vayan a la mies, y dos versículos más adelante, en el capítulo 10, Mateo es enviado a las ciudades (Mateo 10.1) para que haga aquello que Jesús modeló en el ministerio (Mateo 9.35). Pasa de ser un recaudador de impuestos a ser un predicador en el curso de un capítulo. Muchos pensarían que es demasiado pronto para enviar a Mateo a la mies. Es muy nuevo, fácilmente influenciable, no tiene conocimiento para contestar los desafíos que le harán. Pero Jesús vio a Mateo tener muchos contactos con gente perdida (Mateo 9.10-11). También vio los cambios en su nueva vida como una presentación persuasiva del evangelio mismo. Tal vez no tuviera un conocimiento profundo, pero tenía una pasión por Cristo que muchos con varios años de cristianos no tienen. Me siento más inclinado a tomar a un testigo apasionado que a otro frío con mucho conocimiento. Podemos crecer en nuestro conocimiento, pero recuperar la pasión no es tan fácil. La gente no responde a hechos fríos, son movidos por gente apasionada que tiene el testimonio de la diferencia que Cristo ha hecho en sus vidas. Jesús nos muestra que los obreros deben venir de la cosecha misma. El transforma a los dos discípulos (estudiantes) del capítulo 9 en apóstoles (enviados) dos versículos más allá en el capítulo 10. Pasaron de orar por la mies a predicar en la mies. Vemos un flujo, una simple cadena de acción que puede servirnos de hoja de ruta para tener una más abundante cosecha: Si no podemos verlos, no podremos amarlos (Mateo 9.36). Si no podemos amarlos, no oraremos por ellos (Mateo 9.36-38). Si no podemos orar por ellos, no los ganaremos a Cristo (Mateo 10.1). Si no podemos ganarlos, no los enviaremos (Mateo 10.2-5). Continúa leyendo “COMPASIÓN Y TRIPAS”