PREGUNTAS INCÓMODAS A LOS PASTORES (1)

por Frank Viola
Ser sinceros es confrontarnos con la verdad. Por más desagradable e inconveniente que la verdad sea, creo que debe ser expuesta y enfrentada. — Dr. Martin Luther King Jr.
No estoy aquí para atacar al cristianismo, sino solo al manto institucional que lo cubre. — Pierre Berton
Durante siglos, ciertos textos del Nuevo Testamento han sido mal manejados para apoyar las estructuras de liderazgo jerárquico, o de posición, dentro de la iglesia. Este mal manejo ha causado daños no menores al cuerpo de Cristo.
La noción de autoridad jerárquica o rango, en parte, viene como resultado de malas traducciones o malas interpretaciones de ciertos pasajes bíblicos. Esos errores de traducción e interpretación han sido influidos por ciertas tendencias culturales que finalmente encubrieron el sentido original del lenguaje bíblico. Esas tendencias han transformado algunas palabras simples en títulos eclesiásticos de gran peso. Como resultado, se ha erosionado el panorama original de la iglesia.
Por lo tanto, se hace necesaria una nueva lectura del Nuevo Testamento en su idioma original para comprender apropiadamente ciertos textos. Por ejemplo, remitirnos al griego original arroja la siguiente comprensión:
• Los obispos eran simples guardianes (episkopoi), y no dirigentes encumbrados de la iglesia. 
• Los pastores eran cuidadores (poimen), y no profesionales del púlpito.
• Los ministros eran ayudantes (diakonos), y no clérigos.
• Los ancianos eran hombres viejos y sabios (presbuteros), y no dirigentes eclesiales.
Afortunadamente, un número cada vez mayor de eruditos en el Nuevo Testamento señalan que la terminología concerniente al «liderazgo» que aparece en el Nuevo Testamento tiene un acento descriptivo que denota ciertas funciones especiales y no cargos formales.
Lo que sigue a continuación es una lista de las objeciones más comunes a la idea de que el liderazgo de la iglesia no existe en base a un oficio, ni a un título, ni a una jerarquía. Cada objeción es seguida por una respuesta. Objeciones a partir de Hechos y las epístolas de Pablo
1. ¿No es verdad que Hechos 1: 20; Romanos 11: 13; 12: 4; y 1 Timoteo 3: 1, 10, 12 hablan de que algunos tienen cargos dentro de la iglesia?
La palabra oficio o función en esos pasajes constituye una mala traducción (en inglés). No guarda equivalencia con el griego original. En ningún lugar del Nuevo Testamento Griego encontramos el equivalente a oficio usado en conexión con algún ministerio o cargo, o con un líder de la iglesia. La palabra griega equivalente a oficio solo se utiliza para referirse al Señor Jesucristo en su oficio de sumo sacerdote (Hebreos 5-7). También se utiliza para referirse al sacerdocio levítico (Lucas 1: 8).
La versión King James (en inglés) traduce mal Romanos 11: 13b por «le hago honor a mi oficio» (en español: «le hago honor a mi ministerio»). Pero el término griego, traducido al inglés por «oficio», significa servicio y no oficio. Así que una mejor traducción de Romanos 11: 13b sería «le hago honor a mi servicio [diakonia]».
Del mismo modo, Romanos 12: 4b se traduciría mejor por «No todos estos miembros desempeñan la misma función [praxis]». (Así aparece en español). La palabra griega praxis significa algo que se hace, una práctica o una función más que un oficio o un cargo. La NIV y la NASB (ambas versiones en inglés) reflejan una mejor traducción.
Finalmente, 1 Timoteo 3: 1 dice lo siguiente en la versión King James (inglés): «Si algún hombre desea el oficio de un obispo…» («desea ser obispo, a noble función aspira», en español). Una traducción más apropiada lo pondría de este modo: «Si alguien aspira a supervisar…»  Nota: 1. J. N. Darby, The Holy Scriptures: A New Translation From the Original Languages, Kingston Bible Trust, Wembley, 1991, p. 1435.
2. Primera de Timoteo, 2 Timoteo y Tito son llamadas las Epístolas Pastorales. Eso significa que Timoteo y Tito eran pastores, ¿no es verdad?
No, no es así. Las cartas a Timoteo y Tito fueron llamadas «Epístolas Pastorales» por primera vez en el siglo dieciocho 2 . Pero ese es un título equivocado.
Timoteo y Tito no eran pastores locales. Eran colaboradores apostólicos, que mayormente viajaban de un lado a otro. Solo en ocasiones pasaban un largo período en un lugar. (Por ejemplo, Pablo envió a Tito a Creta y a Timoteo a Éfeso para fortalecer a las iglesias allí y solucionar problemas locales).
Debido a que Timoteo y Tito eran iniciadores de iglesias en forma itinerante, Pablo nunca los llamó pastores ni ancianos. Esos hombres no estaban entre los ministros residentes. Formaban parte del círculo apostólico de Pablo, círculo conocido por sus constantes viajes (Romanos 16: 21; 1 Corintios 16: 10; 2 Corintios 8: 23; 1 Tesalonicenses 1: 1; 2: 6; 3: 2; 2 Timoteo 2: 15; 4: 10).
Por lo tanto, llamar a esas cartas las «Epístolas Pastorales» refleja una tendencia moderna, y no un procesamiento objetivo de la verdad. de Pablo. En Timoteo y Tito, por ejemplo, la metáfora del cuerpo se halla ausente. Se menciona solo de paso a los «hermanos». Y se hace poco énfasis en el ministerio mutuo.
Estas preguntas y respuestas forman parte del final de su libro “Paganismo ¿en tu cristianismo?” en coautoría con George Barna. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s