¿TE GUSTARÍA CONOCER EL SECRETO PARA HACER QUE TU IGLESIA CREZCA?

Tito Robert

“Lo esencial es invisible a los ojos”. Esta genial frase de Antoine de Saint Exupery en el libro “El Principito” es una gran verdad que vivimos a diario. La vorágine del día a día nos hace fijar la atención en cuestiones que son superficiales y no en lo que realmente las sustenta que son sus bases, sus raíces.

En nuestra cultura audiovisual del siglo 21, es natural que nos fijemos en lo que vemos, en el envoltorio, en la imagen, quedando relegado todo lo que está detrás de la imagen bonita que vemos. Así, muchos pastores han visto que hay iglesias que tienen células que han experimentado un mayor o menor crecimiento y se dicen: “Si tal y cual iglesia agregaron células y crecieron, pongamos células también nosotros y obtendremos los mismos resultados”

Si hasta hoy usted pensaba que llevando su iglesia a tener células iba a lograr que su iglesia crezca en gran medida, lamento decirle que ese no es el secreto del crecimiento.

Tal secreto tampoco existe. A diferencia del ocultismo, en el cristianismo no hay secretos ni fórmulas mágicas. El Señor Jesús a través de Su Palabra nos ha revelado TODO lo que necesitamos para extender SU Reino.

Ya sabemos que el crecimiento de las iglesias no está basado en cuestiones como si cantamos himnos o música hip hop, si levantamos las manos, aplaudimos o no lo hacemos, cuestiones que lamentablemente muchas veces nos dividen. De igual manera, tampoco las iglesias crecen por tener células o no tenerlas.

Por eso, el proceso de crecimiento que proponemos desde el Ministerio Crecer no está basado en el trabajo con células sino que la base es llevar a los miembros de las iglesias locales a vivir cada día basados en los valores que el Señor Jesús nos enseña a cada cristiano. Es decir, no nos centramos en modificar lo que se ve sino en lo que no se ve.

El verdadero cambio

iglesia casera2Si cambiamos lo que está a la vista sin cambiar lo esencial, sólo se transforma en un programa más de la iglesia o de adoptar la nueva moda sin cambiar lo que realmente debemos cambiar si queremos ver resultados diferentes. (Aunque ahora estén de moda las células, el Señor Jesús tuvo su grupo pequeño ya hace dos mil años)

Si no se produce un cambio de “cultura” en su iglesia lo único que va a cambiar en sus miembros es que en lugar de reunirse en el templo se junten en las casas para hacer lo mismo que antes hacían en el templo, con el mismo resultado que tenían: seguir siendo las mismas caras.

El verdadero cambio para llevar una iglesia a involucrarse en un proceso de crecimiento pasa por llevar a los miembros de la iglesia a cuestionarse la manera en que están viviendo la fe cristiana y a modificar los hábitos que sea necesario modificar, e incorporar los hábitos que no estén viviendo.

Por eso siempre insistimos en que los pastores no se apresuren en iniciar grupos pequeños o células sin antes dedicar bastante tiempo (el que sea necesario en su congregación) a enseñar a vivir los valores básicos de nuestra fe y recién cuando vea que esos valores son vividos por los miembros de la iglesia, entonces si pasar al siguiente proceso.

Entonces… ¿En qué se basa el crecimiento de la iglesia?

La respuesta es tan simple y tan a la vista que la pasamos por alto. Alguien dijo que si usted quiere esconder algo debe dejarlo bien a la vista. Es cierto, generalmente buscamos en los lugares escondidos y pasamos por alto lo que está a la vista, porque no le prestamos atención.

Querido Pastor y Líder: El crecimiento de la iglesia se basa en que TODOS los miembros de la congregación vivan los valores básicos de la fe cristiana.

Usted me dirá: “Sí, eso ya lo sé ¿y qué más?”. Nada más. Nuestro problema es que no podemos quedarnos con la simpleza de los mandatos del Señor Jesús y necesitamos agregarle algo más.

Y si es así ¿Por qué mi iglesia no crece? Porque gran parte de la membresía no está viviendo los valores básicos.

¿Y cuáles son esos valores?:

  1. que CADA MIEMBRO tenga CADA DÍA un tiempo especial para tener un encuentro personal con el Señor mediante la lectura de La Palabra y la oración (Valor Vida Devocional – “Amar a Dios”),
  2. que comparta con otros su fe (Valor Evangelismo – “Amar al prójimo”),
  3. que haga discípulos enseñando a otra persona lo que Jesús nos ha mandado mediante el discipulado y el cuidado personal (Valor Discipulado), y participando de la vida de su congregación en los diversos ministerios y la asistencia al culto (Vida de cuerpo).

¿Qué le proponemos desde el Ministerio Crecer?

El primer paso es comenzar a hablar de estos valores y verificar que los miembros asimilaron la enseñanza y practican los valores. Los frutos de que los miembros sean movilizados a vivir la fe de esta manera sencilla: teniendo vida devocional, predicando, discipulando y viviendo en el cuerpo, naturalmente da frutos que se ven en el crecimiento en todo sentido de la congregación. El crecimiento será integral ya que no sólo será en número de miembros y asistentes, sino que se produce un crecimiento en cuanto a la madurez como cristianos de los miembros que empiezan a vivir realmente los valores del Señor Jesús.

Anímese a comenzar a hablar de estos valores. Utilice los materiales que entregamos gratuitamente para ayudarlo a hacerlo. Usted puede utilizar las mismas lecciones de células en la escuela dominical, como base para sus mensajes, usar el material para los boletines de la iglesia, etc. y empezará a ver cambios y crecimiento.

Se lo decimos por experiencia: muchas iglesias han visto crecimiento con solo aplicar estos valores sin abrir células o antes de abrirlas. Las células son una herramienta bíblica más para contener ese crecimiento que nosotros recomendamos usar pero que usted y su congregación deciden adoptarlas o no. Igual verá el crecimiento dado por Dios a una iglesia que vive su fe como Él manda.

Los miembros del Equipo del Ministerio Crecer estamos para ayudarle en todas las etapas del proceso…

¿Está usted preparado para ver crecer su congregación?

¿Está usted preparado para este desafío? (Artículo escrito por Gerardo Vera – Director de Área de apoyo a Iglesias de MC).

Si necesita ayuda solicite una entrevista personal.

 

Tito Robert (Director del Ministerio Crecer)
Te: 15 – 5936 9297 Email: info@ministeriocrecer.org
MSN: ibcomunitaria@hotmail.com
Equipo Ministerio Crecer
http://www.ministeriocrecer.org

 

Anuncios

2 comentarios en “¿TE GUSTARÍA CONOCER EL SECRETO PARA HACER QUE TU IGLESIA CREZCA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s