LA CONEXIÓN ENTRE HALLOWEEN Y LA REFORMA PROTESTANTE

hallo2José Nuñez Diéguez

Hace un tiempo un pastor se me ofendió porque le señalé que no solamente Halloween es una fiesta pagana. Porque muchos cristianos le quieren recordar al mundo por estas fechas que ellos sí son cristianos, pero el que festeja Halloween es un ignorante.

Es que muchos pastores  se hacen los burros en cuanto a que la Navidad es tan pagana como la mejor fiesta pagana, comenzando por el día  25 de diciembre. La Navidad que celebramos es católica y no cristiana. Si atendemos a la Biblia, y prestamos atención a los turnos (Lucas 1.5) en el ministraba Zacarías, padre de Juan el bautista, vemos que Juan nació en lo que sería hoy marzo. Si Juan era seis meses mayor que Jesús, a mi no me dan las cuentas para que haya nacido en “diciembre”.  Luego salen los que quieren poner paños fríos  y dicen, “¡¡¡Bueno, lo importante es festejar, y no importa cuándo!!!”.  Bueno, entonces, cuando tu esposa te reclame que no recuerdas el aniversario de vuestra boda, dile que tú lo celebras 3 meses y 4 días después. Total da igual. ¡¡Lo importante es celebrar!!

Existe una conexión curiosa entre Halloween y el día  de la Reforma, y es más que la coincidencia en las fechas. ¿Por qué Martin Lutero colgó sus famosas 95 tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg el 31 de octubre de 1517? Realmente lo hizo porque estaba confrontando dos observancias religiosas que promovían una santidad falsa y explotaban el temor al juicio y purgatorio en el pueblo: el día de todos los santos, y el día de los muertos. 

Halloween (31 de octubre) es celebrado por millones cada año hallo3con caramelos y vestimentas estrafalarias. Las raíces más profundas de Halloween son decididamente paganas, a pesar de su nombre cristianizado. Su origen es céltico y tiene que ver con los sacrificios en verano para aplicar al dios Samhain, el señor de la muerte, y los espíritus malvados. Aquellos involucrados en estos rituales creían que Samhain enviaba espíritus para atacar a los humanos, quienes solo escapaban disfrazándose y mimetizándose con esos espíritus ellos mismos.

Los padres actuales no tienen problema de disfrazar a sus hijitos de esqueletos y monstruos, pero no quieren traumatizarlos por llevarlos al cementerio a ver los huesos de abuelo.

Los cristianos trataban de confrontar esos ritos paganos ofreciendo alternativas cristianas (All Hallows Day = Día de Todos los Santos, en inglés) que celebraba las vidas de los fieles cristianos el 1 de noviembre. En la Inglaterra medieval el festival era conocido como “All Hallows”, de allí el nombre Halloween, vísperas de la festividad cristiana.

Día  de todos los santos

Esa festividad se celebraba al principio el 13 de mayo de 609, cuando el Papa Bonifacio IV dedicó el Panteón de Roma a la Virgen María. Luego se cambió al 1 de noviembre por el Papa Gregorio III, que dedicó la capilla en honor de todos los santos de la Basílica Vaticana.  En el año 837, el Papa Gregorio IV (827-844) ordenó que se observara en toda la iglesia. Su origen se remonta a las conmemoraciones de los cristianos mártires, al tiempo estas celebraciones incluyeron a, no solamente los mártires, sino a los santos. Durante la Reforma Protestante las iglesias entendieron que todos somos “santos, tal como se usa en el Nuevo Testamento.

El Día de los Muertos

Este día se celebra el 2 de noviembre por la Iglesia Católica. Es un día  dedicado a la oración, y ofrendas en memoria de los ancestros que murieron. La gente ora por las almas de los difuntos, con la esperanza que sus almas pasen del purgatorio al cielo, habiendo purgado sus pecados.

Día  de la Reforma

Se conmemora que Lutero haya clavado las 95 tesis en la puerta del castillo iglesia de Wittenberg, Alemania, el 31 de octubre de 1517. Este acto fue la mecha que encendió la Reforma, ya que en semanas se difundió este acto de desobediencia a la autoridad católica. La Reforma Protestante redescubrió la doctrina de la justificación—esto es, que la salvación es por gracia solamente (Gálatas 2.21) a través de la fe en Cristo solamente. Era también la protesta contra la corrupción que había en la Iglesia Católica Romana. Vendían indulgencias (papeles) para sacar a los muertos del purgatorio, y con ese dinero financiar al Vaticano, entre otras cosas. Muchas de esas supercherías ni los mismos católicos las creen hoy.

Cómase un dulce sin disfrazarse en honor  a Samhain, y dígale, “Ven por mi….mira el miedo que te tengo”.

Ya lo dijo el apóstol Pablo, “servíais a los que por naturaleza no son dioses”. (Gal 4.8)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s