¿EL ESPÍRITU SANTO ES SUFICIENTE?

Por Felicity Dale, Texas
 

La sabiduría moderna nos ha hecho pasar mucho tiempo en discipular a nuevos creyentes. Pero considere lo siguiente: 

Felipe no tuvo tiempo con el eunuco etíope luego de su bautismo.

El carcelero filipense llegó a ser un discípulo  en el medio de la noche y la próxima mañana Pablo se fue. 

Pablo estuvo en Filipo “varios días” (Hch 16.12) y aún así la carta a los Filipenses está llena de alabanzas por su fe y buenas obras. 

En otras ciudades (por ejemplo Tesalónica–estuvo tres semanas)  Pablo estuvo por un corto tiempo antes de ser echado de la ciudad. 

Yo llegué a ser cristiana a la edad de 11 años leyendo un libro para niños y no conocí otros cristianos sino cuatro años después. Pocas semanas después guié a otra niña a Cristo, pero más allá de eso no tuve contacto con otros creyentes. 

No estoy diciendo que el discipulado no es importante, pero en ocasiones donde no pasa, ¿El Espíritu Santo es suficiente? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s